• Pedro González Núñez

Los libros de Pablo Tusset y David Cameo

Actualizado: hace 6 días

Pablo Tusset no se llama Pablo Tusset, o tal vez sí. En realidad, apenas se sabe mucho sobre este escritor, salvo que ha publicado seis libros, que es informático de profesión y que su nombre verdadero es David Homedes Cameo, o eso se cree.

Pero, la verdad, sabemos mucho más sobre Pablo Tusset. Por ejemplo, que tiene un sentido del humor espectacular. También somos conscientes de su amor por lo absurdo y enrevesado, de su crítica al hecho de complicar lo sencillo, de su mundo interior mágico y poco figurativo y de su literatura ácida y capaz de transportarnos más allá de sus páginas introduciendo al propio autor en un ejercicio de meta-literatura original y sorprendente. Además, muestra en cada obra unos conocimientos excelsos de filosofía y psicología.

Qué libros ha escrito Pablo Tusset

Dicho esto, ¿vamos ya al grano? Seguro que sí porque, al fin y al cabo, lo que nos interesa es la obra de este ingenioso artista de los secretos y las mascaradas. Veamos sus libros por orden cronológico, esas obras en las que nada es lo que parece.

La residencia (1999)

Una de las que creo que es de las primeras obras del autor, si no la primera, y una joya difícil de encontrar hoy en día. Es una novela corta muy interesante e inquietante que juega con el lector en una especie de parábola de lo que es la vida. Incluye mucho de filosófico, de búsqueda de sentido a cuanto nos rodea, de conformismo, de paso de los años…

Una simbología muy rica y curiosa que ya marca los anhelos y las necesidades que Tusset mostrará en su obra posterior, sobre todo en las historias más personales como Franz y Greta o El caso Salabert.

Lo mejor que le puede pasar a un cruasán (2001)

Comenzamos con el primer gran éxito de Tusset, autor que llegó al mundo de la literatura hace dos décadas con un fantástico libro de humor galardonado con el Premio Tigre Juan.

Esta ópera prima de Tusset narra las peripecias de un tipo impresentable que, de pronto, se encuentra inmerso en una investigación que le llevará a dar con un mundo secreto bajo el suelo de Barcelona.

Hasta la fecha, es el mayor éxito del autor. Su ácido y corrosivo sentido del humor y sus toques filosóficos llamaron la atención de Paco Mir, célebre integrante del Tricicle, que adaptó la novela al cine con Pablo Carbonell en el papel protagonista.

En el nombre del cerdo (2006)

Tusset tardaría cinco años en volver al mercado editorial. Con su secretismo habitual, sin conceder entrevistas, ni siquiera realiza presentaciones, y sin saber prácticamente nada de él, publicó En el nombre del cerdo, una especie de thriller policiaco castizo e ibérico donde el animal por antonomasia de España, el cerdo, es el protagonista principal con una presencia casi omnímoda.

Es una trama compleja en la que el autor demuestra una enorme cantidad de recursos narrativos y llamativos para desarrollar una historia realmente absorbente. Su manejo de la psique humana es espectacular, y su trama compleja te atrapa desde la primera página.

Misterio en Brikemade-House (2006)

Otra rareza extrema del autor. No tengo claro si alcanza el nivel de novelette o se queda en relato, pues es bastante corto. Se trata de una historia de misterio editada por Fnac, aunque no sé con qué motivo.

Si te gustan los asesinatos clásicos tipo Agatha Christie, pero mezclados con toques de humor rozando lo absurdo al estilo de PG Wodehouse o Tom Sharpe, ten por seguro que aquí Tusset vuelca toda su mala leche en una historia aderezada con un tono ya muy conocido y reconocible. Por cierto, se lee con mucho agrado en una sola tarde.

Sakamura, Corrales y los muertos rientes (2009)

Uno de los libros más divertidos del autor. La estampa que dibuja Tusset de una España castiza con toques de idiosincrasia nacionalista periférica vista desde el punto de vista de un veterano policía japonés y un guardia civil prototípico es única y funciona a la perfección en esta trama policiaca en la que los turistas extranjeros de Cataluña aparecen muertos con una sonrisa de oreja a oreja en su rostro.

Oxford 7 (2011)

Esta es la época más prolífica del autor. Tan solo dos años después, regresa al mercado con una nueva obra de suspense, en este caso, mezclado con ciencia ficción y el particular sentido del humor de Pablo Tusset.

Aquí disfrutamos de una novela muy ligera, pero con un añadido de crítica ácida a la sociedad actual y su evolución y dirección. Se centra principalmente en el entorno educativo, cuando las universidades son campus espaciales lejos de la degradada Tierra.

Franz y Greta (2014)

Hasta la fecha, y que se sepa, es la única novela que el autor ha firmado con su verdadero nombre, David Cameo, y no bajo el pseudónimo de Pablo Tusset.

Al contrario de las obras anteriores de Tusset, muy centradas en el misterio con toques de humor, en esta observamos la que probablemente sea la obra más personal del autor, ya que destila sinceridad y una gran imaginación con que el escritor aborda la aventura de autodescubrimiento con toques de viaje iniciático de Franz junto a su hermana pequeña Greta, que sufren a un padre ausente y una madrastra poco amena.

Sakamura y los turistas sin karma (2017)

Tusset retoma al célebre investigador de la Interpol, el japonés Sakamura, que regresa a España para investigar un caso de turistas víctimas de un personaje siniestro en el que el autor se mete en el mundo de la meta-literatura.

Esta es una obra más que interesante que demostró que, pese a las críticas recibidas a raíz de la primera aventura de Sakamura, Tusset no se amilanó y retomó a este entrañable anciano en un juego de misterio y realidad que sorprenderá al lector sin duda alguna.

El caso Salabert (2020)

Al parecer, este será el último libro que publicará Tusset, en este caso como David Cameo que, como decimos, probablemente sea su verdadero nombre.

Cameo escapa de las grandes editoriales para ponerse en manos de Dosmanos, nunca mejor dicho y valga la redundancia, para redactar la que puede ser su obra póstuma como escritor a modo de declaración de intenciones como disidente de la industria novelística. Y lo hace con su genialidad zen habitual narrando la historia de Manolo García Salabert, un autor de novelas de detectives con la valentía suficiente como para desafiar las consignas de la cultura impuesta y oficial. O sea, que no te va a dejar indiferente.

Pues esto es todo lo que ha publicado Pablo Tusset hasta la fecha, ya sea como tal, o como David Cameo que, por lo que sé, es su verdadero nombre, aunque toca investigar porque diría que ha usado otros heterónimos que se me escapan. No podemos imaginar si ha inventado nuevos pseudónimos, nombres o heterónimos para que vean la luz otras novelas extrañas, llenas de humor y mundos raros como él mismo. Pero no es poco lo que ofrece este excelente escritor en el panorama actual.


Imagen cortesía de Ediciones Destino

87 vistas0 comentarios